Snacks latinos que te permiten salirte con la tuya (sin sentirte culpable)

Snacks latinos que te permiten salirte con la tuya (sin sentirte culpable)

Si se te antoja un snack, escoge una de estas opciones libres de culpa.


Septiembre puede ser un mes muy ocupado y eso suele significar una cosa para nada buena: snacks! Muchos y muchos snacks!

La buena noticia es que comer snacks no tiene porqué aumentar tu talla de jeans. Sí, existen los snacks saludables. Tú sabes a qué me refiero, snacks que no te hacen sentir culpable, que puedes disfrutar sin preocuparte por tu peso. Okay, bueno, snacks que puedes comer y comer, pero sin tener que estresarte pensando como vas a caber mañana en tus pantalones.

Y si piensas que los snacks saludables son solo una forma disimulada de referirnos a snacks que toman mucho tiempo para preparar... ¡tranquila! Estas meriendas se preparan rápidamente y en grandes cantidades, y podrás robarte bocados durante toda la semana. ¡Buen provecho!

1. Pico de gallo (pero sin los chips)
Existen pocas cosas tan sabrosas como el pico de gallo casero: tomates jugosos, ajo picante, cebollas crujientes, limón y cilantro frescos, listos para picar. Elimina la culpa cambiando los chips por vegetales frescos: la curva de una rebanada de pimentón dulce es perfecta para servirse el pico de gallo, el apio, los pepinos y las zanahorias son igualmente deliciosos.

Extra: si te aburre el pico de gallo tradicional, considera alternativas como la salsa de mango o de piña. ¿No se te hace agua la boca?

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

2. Picadillo
El picadillo se puede preparar de mil maneras. En cada país se hace distinto, pero la idea esencial es así: vegetales picados, cocinados con especies y un poco de carne, acompañados con tortillas o arroz. Si estás buscando un picadillo para disfrutar sin límite, para empezar escoge uno vegetal bajo en calorías, como el chayote o el calabacín y agrégale solo un poco de carne para darle sabor. Reemplaza las tortillas por hojas de lechuga y podrás comer tanto como quieras.

3. Ceviche
El ceviche fresco, crudo y preparado con jugo de limón, hierbas y deliciosos vegetales, es un plato favorito en muchas mesas de América Latina. Si no te gusta el pescado (o la idea del pescado crudo) puedes sustituirlo por camarón cocido o cualquier otro marisco. Y si eso no tienta tu paladar, prueba diferentes tipos de ceviche: los mas populares vienen con plátanos, pero puedes agregarle cualquier fruta o vegetal que te parezca rico.

4. Mango verde
Si nunca has probado el mango verde (sin madurar), prepárate para un manjar. Esta fruta es fácil de pelar y cortar, y por dentro es crujiente, refrescante y apenas dulce, casi como una manzana Granny Smith. Échale un poco de jugo de limón y una pizca de sal y tendrás un snack bajo en calorías pero grande en sabor.

5. Fruta fresca
Una fruta fresca y jugosa es de lo más sabroso, y te colma el apetito con relativamente pocas calorías. Celebra tu herencia latina con las frutas tropicales más famosas, la piña, el mango, y la papaya. Si estás a dieta, evita el banano y cámbialo por algo más amistoso para tu cintura, como la manzana de agua o pomarrosa, la sandia, la toronja, las fresas, o el melón.

Extra: Mezcla tus frutas con yogurt griego sin grasa, o licúa y congélalas para un suculento "helado" natural.

Dinos cuál es tu snack favorito y saludable que te ayuda a llegar al final del día.

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.