10 datos sobre el cáncer de mama que toda mujer debe conocer

10 datos sobre el cáncer de mama que toda mujer debe conocer

Datos imprescindibles sobre riesgos, exámenes y prevención del cáncer de mama.


Siendo octubre el mes de la concientización sobre cáncer de mama, durante todo el mes recibimos una sobrecarga de información sobre esta enfermedad. Y, como una de cada ocho mujeres en Estados Unidos (o 12 por ciento) desarrollará cáncer de mama invasivo en el transcurso de su vida, cuanto más sepamos mejor. Es de especial ayuda estar más conscientes de información que podemos usar para nuestra propia vida y cuidado de la salud. Aquí presentamos 10 datos que debes saber sobre la salud de los senos.

1. No hace falta entrar en pánico si necesitas más exámenes luego de una mamografía. A muchas mujeres les piden que regresen para repetir una mamografía u otro examen. Una razón es que muchas mujeres mayores de 40 tienen, en sus senos, depósitos de calcio (calcificación) que son benignos, pero aparecen como manchas blancas en la mamografía. Aunque el radiólogo sabe distinguir entre lo benigno y lo sospechoso, puede ser de ayuda investigar más. Solamente las manchas sospechosas requieren de biopsia.

2. Es posible que los estrógenos en el medio ambiente estén elevando los índices de cáncer de mama. Existen compuestos químicos sintéticos y naturales que, según se piensa, emulan el estrógeno en el cuerpo o bloquean las hormonas naturales. Se encuentran en pesticidas, policlorobifenilos (PCBs), bisfenol A (BPA), productos de origen vegetal (como soya) y otros productos químicos. Muchos de estos han sido vinculados con el cáncer de mama en diversos estudios.

3. El historial familiar cuenta – pero no lo es todo. Si una pariente de primer grado (hermana, madre o hija) ha sido diagnosticada con cáncer de mama, tu riesgo se duplica. Si dos parientes de primer grado han sido diagnosticas, el riesgo se multiplica por cinco. Habiendo dicho eso, se cree que solamente 5 o 10 por ciento de los casos de cáncer de mama son hereditarios, o sea, causados por genes anormales trasmitidos de madre a hija. Si tienes una pariente diagnosticada tampoco significa que tú tengas esos genes (BRCA1 y BRCA2). En tal caso vas a querer decidir con tu doctor si el examen genético es para ti y si debes empezar con los exámenes 10 años antes de lo recomendado.

4. La densidad del tejido mamario importa. Según las investigaciones, si el tejido mamario de tu seno es de mayor densidad, puede aumentar hasta seis veces el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Con los años nuestros senos se tienden a volver menos glandulares pero muchas mujeres posmenopáusicas aún tienen tejido mamario denso. No es razón para entrar en pánico. Más bien es razón para conversarlo con tu doctor. Es posible que haga falta hacer algún otro estudio además de la mamografía – tal vez una resonancia magnética (MRI) o un ultrasonido de tu seno –que ofrezca mejor detección y más información.

5. Los exámenes—especialmente si eres más joven—te pueden salvar la vida. De cada mil mujeres mayores de 40 que no se hagan mamografías cada 2 años durante los próximos 10 años, 2,5 morirán de cáncer de mama, según un estudio citado en la revista Journal of Family Practice. Esta es solo una de muchas razones por las cuales es controversial la recomendación de la U.S. Preventive Services Task Force que las mujeres esperen hasta después de los 50 para hacerse mamografías anuales.

6. La terapia hormonal puede aumentar tu riesgo. Vale notar que el menor uso de TRH (terapia de reemplazo hormonal) sintético en mujeres posmenopáusicas también ha disminuido los índices de cáncer de mama.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

7. Hay terapias complementarias que pueden ayudar a tratar el cáncer de mama. Los doctores están cada vez más dispuestos a usar tratamientos naturales alternativos en combinación con procedimientos médicos (como cirugía, radiación, quimioterapia y terapias hormonales). Estos pueden incluir nutrición y ejercicio, medicina tradicional china, ayurveda, homeopatía, meditación, yoga, masajes, Feldenkrais, Reiki, qigong, tai chi y grupos de apoyo. Se recomienda a las pacientes que conversen con su equipo de salud antes de usar cualquiera de estas terapias alternativas.

8. Una manera fácil de bajar el riesgo es mantener alto el nivel de vitamina D. Las mujeres con un nivel bajo de vitamina D tienen mayor riesgo de cáncer de mama. Los expertos sospechan que la vitamina D ayuda a controlar el crecimiento normal de las células mamarias y a impedir que crezcan las células mamarias cancerosas. Así que vas a querer que tu doctor revise regularmente tus niveles de esta vitamina y, según los resultados, te recomiende un suplemento.

9. El ejercicio es vital. Hay miles de razones para ir al gimnasio o para simplemente estar más activa. Una de ellas es disminuir el riesgo de cáncer de mama. Según ha investigado la Sociedad Americana contra el Cáncer, hay una conexión entre hacer ejercicio regularmente, a ritmo moderado o intenso y hasta siete horas por semana y la disminución del riesgo de cáncer de mama. Posiblemente sea porque el ejercicio consume y controla la glucemia (el azúcar en la sangre) y limita los niveles sanguíneos del factor de crecimiento de la insulina, una hormona que puede afectar cómo crecen y se comportan las células mamarias. Además, sin un exceso de células adiposas (que producen estrógeno) se mantienen en equilibrio los niveles de estrógeno y no crece el riesgo de cáncer de mama.

10. Conocer tu cuerpo te mantendrá saludable. No importa cuál sea tu edad ni tu historial de cáncer de mama o de exámenes, pero sí importa que conozcas tu cuerpo. Los expertos recomiendan hacer autoexámenes regularmente y obtener exámenes clínicos profesionales a menudo. Para aquellas mujeres que ya han luchado contra el cáncer de mama, la detección temprana de recurrencias prácticamente duplica su probabilidad de supervivencia.

¿Qué otra información sobre el cáncer de mama piensas que las mujeres deben saber?

Marissa Brown escribe para “The Stir”. Le encanta escribir y leer sobre temas de salud, relaciones interpersonales y cultura – preferentemente desde alguna playa .

Imagen ©iStock.com/hidesy

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.