7 hábitos diarios saludables que una latina recién embarazada debe adoptar

7 hábitos diarios saludables que una latina recién embarazada debe adoptar

Adopta estos saludables hábitos diarios para tener un embarazo sano.


Por: Shayne R.

El embarazo – así sea el primero o el cuarto - es una época increíble en la que cada día parece traer algo nuevo, pero también es una época de mucha responsabilidad. Asegurarte de darle a tu bebé el comienzo más saludable posible debe ser tu prioridad número uno, y aunque es una gran misión, en realidad no es tan difícil. Aquí tienes algunos buenos hábitos cotidianos que deberías adoptar de inmediato, para ayudar a asegurar la salud de tu bebé, tener un embarazo más tranquilo y un parto más fácil. 

1. Toma tus vitaminas . Siempre debes consultar con tu médico cuando se trata de tu salud, sobretodo cuáles vitaminas deberías tomar antes, durante o después del embarazo. Varios profesionales de la salud recomiendan tomar vitaminas pre-natales meses antes de la concepción.

2. Disminuye tu consumo de cafe í na . Es probable que no quieras oír esto, pero si estás tomando más de dos tazas de café (o de cualquier otra bebida con cafeína) al día, vas a tener que reducir el consumo. La mayoría de los médicos no tiene problema con que las mujeres embarazadas consuman hasta 200 mg de cafeína por día, pero más de esto puede ponerte en riesgo de un parto prematuro, un bebé bajo en peso al nacer y un posible aborto espontáneo. Así que si necesitas esas dos tazas para arrancar en la mañana, deberías renunciar a tu cafecito de la tarde.

3. Descansa lo m á s que puedas . No tuerzas los ojos cuando mami te dice que descanses y te lo tomes con calma durante tu embarazo. Puede parecer un consejo de vieja pero si quieres sentirte lo mejor posible, necesitas descansar mucho. Tu cuerpo está haciendo el trabajo más duro que jamás haya hecho– aunque seas corredora de maratones o levantadora de pesas. No te pongas demasiada presión, baja la velocidad y descansa tanto como lo necesites.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

4. Haz ejercicio . Si eres capaz de mantener tu rutina actual de ejercicio, hazlo. El ejercicio puede ayudarte a mantener controlado el aumento de peso durante el embarazo, a tener un parto y una recuperación más fácil, y es un excelente calmante para el estrés. Hasta puedes iniciar un nuevo régimen de ejercicios si el médico lo autoriza, aunque sean solo algunos estiramientos diarios para ayudar con los dolores y molestias del embarazo. Pero recuerda que probablemente vas a tener que descansar todavía más en los días en los que hagas ejercicio y que necesitarás hidratación extra.

5. Cuida la exposici ó n al sol . Todas esas hormonas del embarazo pueden tener el desagradable efecto secundario de ponerte la piel más sensible. Eso significa que va a estar más susceptible a quemarse si la dejas sin protección cuando estás al sol. Así que asegúrate de usar un buen protector solar y de aplicarlo nuevamente cada dos horas. No olvides que esos rayos también pueden extraer los fluidos de tu cuerpo, así que asegúrate de beber todo lo que puedas cuando vayas a estar fuera por un tiempo.

6. Ajusta tu dieta . Ciertamente puede ser difícil comer bien durante el primer trimestre, cuando quizás estés sufriendo de náuseas matutinas y rechazo a la comida, así que haz lo mejor que puedas hasta que te sientas mejor. Sin embargo, cuando eso ocurra asegúrate de que estás ingiriendo una cantidad bien balanceada de proteínas, carbohidratos y grasas saludables. Algunos súper alimentos geniales para el embarazo son el aguacate, los frijoles (estoy segura de que a tu abuela no le va importar prepararte un pote grande “para el bebé”), huevos, verduras y frutos secos, todos los cuales tienen un montón de nutrientes esenciales que ayudan al crecimiento del bebé.

7. La salud bucal. Debido al aumento de las hormonas, el embarazo de hecho puede causar ciertos problemas de salud bucal, tales como la gingivitis y la enfermedad de las encías, por lo que es importante mantener una buena higiene bucal, así como mantener tus chequeos y limpiezas regulares con el dentista. Sólo asegúrate de que él esté consciente de tu embarazo.

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.