Sé una super-mamá feliz y productiva

Sé una super-mamá feliz y productiva

Es un reto, es emotivo, es agotador, pero ser una madre a tiempo completo también es de lo más divertido y gratificante.


Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Por: Shayne R.

Hay muchas razones por las que las mujeres optan por dejar sus carreras y quedarse en casa con sus hijos. Para algunas de nosotras es lo único que tiene sentido. La realidad es que nunca me visualicé como una mamá a tiempo completo. Ser responsable por el bienestar y la felicidad de otra persona 24 horas al día, 7 días a la semana es algo que viene con muchas exigencias tanto físicas como emocionales. Para mí, eso hace que este trabajo sea el más difícil y agotador que he tenido. Pero, a pesar de lo cliché que esto suena, es también el más gratificante. Una vez que quitas un poco la presión de ser "perfecta", se vuelve un estilo de vida bastante maravilloso. Éstas son algunas de las cosas que me ayudaron a convertirme en una madre a tiempo completo más feliz:

No aspires a la perfección . Sé menos exigente contigo misma. En un mundo de Pinterest, Instagram y mamás blogueras, podría decirse que es el momento más difícil de la historia para ser mamá, y mucho más si ser mamá es tu trabajo. Concéntrate en satisfacer las necesidades de tu hijo (o hijos) de cualquier manera que funcione para tu familia. Tu intuición de mamá es más o menos todo lo que necesitas para mantener a tu familia feliz, así que deja los libros para padres, evita los proyectos que te hagan sentir mal contigo misma y, por encima de todo, deja de compararte con otras mamás.

Sal . Sé lo difícil que es salir de la casa algunos días, pero es muy importante para tu salud mental y la de tus hijos. Haz un esfuerzo por llevar a los niños a tomar aire fresco al menos un par de veces a la semana, incluso en invierno, para ayudar a aclarar tu mente y dejar que los chicos quemen algo de energía. Ya sea que se trate de cinco minutos en enero o de cinco horas en julio, te prometo que verás los beneficios.

Ejercicio . No me inscribí en un gimnasio hasta que mi hijo cumplió dos años, pero empecé a hacer ejercicio a diario un año antes. Para mí, el ejercicio no se trata de perder peso, sino de ponerse y mantenerse en forma y sentirse fuerte. Cuando una se siente físicamente fuerte es más fácil enfrentar los días más difíciles. Si no tienes el tiempo o el dinero para la membresía de un gimnasio, trata de hacer sentadillas o estocadas en cualquier momento a lo largo del día, ejercítate con un video en línea de 10 ó 15 minutos dos o tres veces por semana, o simplemente sal a dar un paseo.

Trabaja si quieres . Si no quieres dejar por completo el mundo laboral no tienes que hacerlo. Hay un montón de oportunidades para las mamás que quieren trabajar desde su casa. Si tienes talento para las manualidades, puedes hacer cosas y venderlas; puedes ser consultora en tu antiguo campo, dedicarte al telemercadeo, escribir un libro, crear sitios web, lo que sea que satisfaga tu necesidad de sentirte útil más allá de tu trabajo como mamá y ama de casa.

Conoce gente . Si no conoces a muchas otras madres, ve a conocer algunas. Únete a un grupo de madres locales, ve a la biblioteca la hora del cuento, organiza reuniones de juego, revisa si en tu área local hay eventos de día para niños a los que puedas asistir, ve al parque con regularidad, y simplemente habla con las otras madres. Poder sostener algo de conversación adulta, incluso si lo único que hacen es hablar de sus hijos- es muy agradable y te irás sintiéndote segura de que estamos todas juntas en esto.

¿Qué actividades te motivan intelectualmente a ti?

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.