Cómo hacer que los amigos de tus hijos se sientan como en casa

Cómo hacer que los amigos de tus hijos se sientan como en casa

Haz que los amigos de tus hijos que no hablan español o comen diferente se sientan cómodos


Autor: Alicia C.

Todavía recuerdo como si fuera hoy, la cara de disgusto que puso mi hijo mayor cuando comencé a hablarle en español delante de un amigo que no es hispano, ni habla nuestro idioma. Yo estaba cumpliendo con la regla de que en la casa no se habla inglés, pero hasta ese momento no había pasado que uno de los invitados no hablara español y no me di cuenta lo descortés que estaba siendo.

¡Qué vergüenza!

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Esa misma noche mi esposo y yo nos pusimos a conversar sobre el tema. Él llegó a este país de adolescente y entiende un poco más cómo funcionan aquí las familias no latinas. Con su ayuda, decidí ser un poco más flexible en cuanto a las normas que hemos puesto en práctica para mantener la cultura latina viva en casa. Aquí te comparto los cambios que hicimos. ¡Ojalá te sirvan!

1. Si hay una persona que no entiende espa ñ ol, todos hablamos en inglés. Esto no es fácil cuando la mayoría es latina, pero no hacerlo es de mala educación. Todos sabemos lo desesperante que es no entender lo que dicen. Claro que eso no significa, que de vez en cuando, se nos escape algo en español y que terminemos contagiando a los amigos de los chicos con algunos de nuestros dichos. En el equipo de fútbol de mi hijo menor solo hay una familia que no habla español, pero lo han ido aprendiendo con el tiempo. Es comiquísimo oírlos gritar: “¡Corre!¡Corre!”

2. No se comenta sobre los modales de los niños invitados. A mí se me ponen los pelos de punta cuando los chiquitos –nunca son latinos—abren la nevera de mi casa sin pedir permiso o se chupan los dedos en la mesa (ha pasado más de una vez). Sin embargo, me muerdo la lengua y no digo nada. Mis hijos, que me conocen, son quienes les dicen a los amigos que las costumbres en mi casa son diferentes, no lo hago yo.

3. Tengo una alternativa de comida que ellos conocen y les gusta. Yo sospecho que una de las razones por las cuales mis niños invitan a menudo a un vecinito a comer es porque cuando lo hacen, el menú del día seguro incluye comidas como el mac and cheese que tanto les gusta. Hemos tratado, con algo de suerte, que sus amigos prueben nuestras arepas, tacos y otras delicias de la comida latina. Servir lo que nos gusta de nuestra cocina latina sigue siendo costumbre, pero en estos casos también es bueno ofrecerles algo que conocen y que les va a gustar.

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.