Que el partido sea divertido para todos

Que el partido sea divertido para todos

Con muy poco esfuerzo, puedes hacer feliz a las diferentes personas que llegan a ver el partido.


Es tiempo de fútbol, y la fiesta es en tu casa. Llega el día del partido, y vas a tener a los aficionados más fanáticos, a los amigos que quieren saber como va la vida, a los niños con esa energía que parece inagotable – y básicamente todos vendrán con hambre.

¿Imposible? No tanto. Solo requiere de un poco de estrategia de tu parte antes de que llegue ese día. Aquí te explicamos cómo lograrlo con éxito – y aún lograr pasarla bien en el proceso.

1. Deja que suene la música
Agregar más algarabía puede parecer contra-intuitivo, pero escúchanos en esto: la música, a medio volumen, te ayudará a equiparar todos tus espacios. ¿La conversación del cuarto de al lado? No será tan molesta para los que miran el partido si simplemente forma parte del ruido general de fondo. Los gritos de ¡gooooooooool! que vengan del partido van a ser resaltados por la música. Y las conversaciones de los niños se van a desvanecer, de modo que puedan enfocar en pasarla bien sin preocuparse por fastidiar a los adultos. Elige algo divertido y con buen ritmo, con los parlantes en una ubicación neutral o separando a los grupos.

2. Piensa en el espacio 
No, no estamos diciendo que necesitas hacer planeamiento urbano en tu casa. Pero dividirla de esta manera facilitará mucho que te organices. Obviamente el partido está en el televisor, así que ese es el terreno de los super-fanáticos.

La conversación tiende a congregarse en torno a la comida, así que ponla en un lugar donde los que estén buscando ponerse al día puedan hacerlo con cierta paz. (¿Hay una pared separando la cocina de la sala? Perfecto.)

Vacía un cuarto para los niños, y llénalo de libros y juegos para mantenerlos ocupados, o pídele a cada familia que traiga consigo un juguete favorito. Aún estarán todos juntos, pero dedicarle un área a cada actividad hace que sea más fácil y más divertido para todos los que participan.

3. Recuerda el gran valor del aire libre
Cuando el evento mayor ocurre en la pantalla, es fácil olvidarse que aún puedes aprovechar lo que está afuera. Ya sea que tengas un porche o un gran jardín al fondo, inclúyelo en tu día.

Tal vez sea donde se conversa.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Tal vez sea donde juegan los niños.

Tal vez sea un lugar para que todos se reúnan antes o después del partido.

De todos modos, cuando tienes un montón de gente, no quieres olvidarte de ningún espacio. Y ya sea que tu equipo gane o pierda, un poquito de sol siempre hace bien.

4. Siempre es tiempo de alimentarse
Siete palabras: tu salvación se encuentra en el buffet. Los que miran el partido van a querer comer antes que comience la acción y en el entretiempo. Los que socializan, lo más probable es que quieran picar todo el tiempo. Los niños… bueno, son niños ¿alguna vez no tienen hambre?

Ahórrate tiempo y tranquilidad mental: Pon una mesa o alista una superficie amplia en la cocina,

distribuye la comida, coloca una pila de platos y otros utensilios , y que cada quien se sirva por su propia cuenta.

5. ¡Relájate y Diviértete!
Al fin y al cabo, esta es la razón número uno para ofrecer una fiesta para ver el partido. Disfruta de la compañía de tus invitados, come, y sigue alentando a tu equipo. No existe la perfección, así que elimina ese estrés. Ya te has ocupado de todo lo que podías.

Recuerda: Lo que quieres es que el partido sea genial para todos – bueno, tú eres parte de todos.

¿Cuáles son tus consejos para tener una fiesta libre de estrés que todos puedan disfrutar? ¡Comparte tus consejos en los comentarios de abajo!

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.