Consejos para un grandioso día de playa familiar

Consejos para un grandioso día de playa familiar

Usa estos simples consejos para aprovechar al máximo tu próximo día de playa familiar.


Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Por: Shayne T.

Amo, amo, amo la playa, y al parecer ese amor es uno que ha heredado mi niño de edad preescolar, quien se pasó el otoño, el invierno y la primavera preguntado cuándo vamos a volver. Tengo que decir que estoy muy contenta de que él la ame tanto como yo, pero he aprendido que los viajes a la costa son definitivamente un poco más complicados cuando llevas niños. Estos son algunos consejos para hacer tu día de playa más divertido y menos estresante.

Acorta tu estadía . Una vez que tengas niños, los días de descansar en la playa hasta que caiga la noche van a llegar a su fin por un tiempo. Si tus hijos son muy pequeños, llega lo más temprano posible en la mañana y vuelve a casa a tiempo para que los pequeños tengan una siesta restauradora en el auto. O, divide el día, con el almuerzo y un paseo por el malecón, antes de volver al agua. Pero haz esto sólo si estás segura de que a tus hijos les va a ir bien con un día tan ocupado. Está siempre lista para recoger y volver a casa cuando los niños hayan tenido suficiente.

Habla sobre la seguridad en el agua . Antes de siquiera poner un pie en la playa, o por lo menos tan pronto como lo hagas, ten una conversación seria con tus hijos sobre la seguridad en el agua, sin importar que edad tengan. Sé que puede que nuestras mamis y papis nos hayan dejado correr libremente cuando éramos pequeños, pero simplemente el riesgo no vale la pena. Establece límites estrictos sobre hasta dónde pueden ir, cuándo pueden ir, y lo que pueden hacer en y cerca del agua. Asegúrate de que sepan lo que podría salir mal si no siguen tus reglas y qué hacer si ellos o alguien más está en peligro. Trata de no asustarlos, pero asegúrate de que estén bien informados.

Lleva bocadillos . Unas cuantas papas fritas no son gran cosa, pero trata de centrarte en bocadillos nutritivos e hidratantes que les darán a tus hijos mucha energía para jugar por horas bajo el caliente sol. Las frutas y el agua son una necesidad, pero los rollitos de carnes frías y queso son una gran idea para proporcionar proteína extra y resistencia. Igualmente lo son las galletas integrales y el yogur de leche entera. Incluso puedes preparar en casa unos batidos verdes y llevarlos en tarros tapados en tu nevera portátil como refrigerio completo y saludable.

Lleva juguetes . Llevar cubos de arena y palas, pelotas, frisbees y material de lectura es muy bueno para mantener a todos felices cuando hay que tomar un descanso del agua. Sólo asegúrate de tener algo adecuado para cada uno. Si se te olvidan los juguetes - sé creativa. Utiliza conchas u otros materiales de la playa para enterrar y desenterrar, crea una búsqueda del tesoro, etc. Trata de mantenerte alejada de los aparatos electrónicos- ya que se pueden mojar, ensuciar o dañar.

Baja tus expectativas . Probablemente tengas algo de tiempo para sentarte y disfrutar del paisaje y los sonidos del mar, pero lo más seguro es que vayas a pasar la mayor parte del día ayudando y entreteniendo a tus pequeños. Así que no te decepciones si sólo puedes leer un par de páginas del libro que llevaste. Estos años pasarán rápidamente, y antes de que te des cuenta tendrás adolescentes que querrán tomar el sol en la playa y leer por su cuenta.

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.