4 reglas básicas a la hora de nadar

4 reglas básicas a la hora de nadar

Conoce 4 medidas de seguridad esenciales que debes tener en cuenta para proteger a tus niños de estos errores clásicos que se pueden evitar.


Medidas de seguridad a la hora de nadar

El agua es atractiva por naturaleza y en verano es vital para aliviar el intenso calor. El brillo del sol en la superficie y las ondas suaves hipnotizan los sentidos de forma incomparable, pero antes de que tus niños se arrojen al agua sin pensarlo dos veces, enséñales las medidas de protección a tener en cuenta para que se lleven un recuerdo feliz del verano.

Observen
Enséñales que estar al tanto de lo que pasa a su alrededor les puede salvar la vida. Si están en una piscina ¿hay salvavidas a la vista? Y si están en la playa ¿pueden leer las alertas sobre tiburones y marejadas?

Ayúdalos a localizar los anuncios y a las personas que deben estar a cargo de su seguridad. Si no hay nadie cerca del agua, ¡esto puede ser un aviso! Inculcarles el ritual de la observación antes de la acción es imprescindible para su desarrollo futuro.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Analicen
¿Sus amiguitos chapotean en el agua y corren sin control alrededor de la piscina? Consideren qué puede pasar con estas acciones.

¡Lo que hay en el agua no se toca! Incítalos a que pregunten antes de examinar con las manos. Sé perspicaz. No mates su curiosidad aleccionándolos. Hazles preguntas para que ellos te imiten y lleguen a sus propias conclusiones.

Prueben
No hay que tener un doctorado en Física para explicarles que en el agua no van a sentir el centro de gravedad como lo sienten cuando están en la arena. En vez de estar con los pies sobre la tierra, van a experimentar el sentido de suspensión. Flotar, para muchos niños, significa desprotección y a todos no les gusta.

Otro punto a tener en cuenta es la resistencia del agua. Los movimientos de tus niños tienden a ser más fuertes, precisamente porque el agua pone más resistencia que el aire. Trata de que se percaten de estos cambios físicos para que actúen en consecuencia, de forma positiva.

Permite que lo intenten solos
Pregúntales si les gusta la temperatura y diles que usen los pies como detectores de profundidad. Dales espacio y confianza sin quitarles los ojos de encima. ¿Necesitas hacer algo por un segundo? ¡sácalos del agua a ellos primero!

Todo esto les ayuda a que se desenvuelvan mejor y salgan a flote. ¿Tienes otros tips de seguridad?

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.