Enfrentando los estereotipos de latinas en el trabajo

Enfrentando los estereotipos de latinas en el trabajo

Ve cómo 3 latinas encontraron su voz y construyeron carreras de las que se sienten orgullosas


Desde tener un nombre demasiado étnico o un acento muy marcado hasta sentir que tenemos que bromear sobre nuestra herencia para que otros se sientan cómodos, todas enfrentamos numerosos desafíos a diario en el trabajo. Pero a medida que más latinas ingresan al ámbito laboral, estamos demostrando que somos una fuerza a tener en cuenta. Ve como estas tres mujeres han encontrado el éxito mientras se muestran orgullosas de su herencia.

Brenda Toro Quintana, estratega en comunicaciones.
Como graduada universitaria con tres títulos, podrías pensar que Brenda es la clásica estudiante superdotada y sobresaliente. Pero temprano en su carrera, enfrentó discriminación por ser mujer y por ser latina. “Me di cuenta que mi carga laboral comenzó a volverse más pesada, pero nunca quisieron ajustar mi salario a ello” dice ella. “Eso finalmente me impulsó a salir de aquella empresa”.

Fue entonces cuando se tomó unas semanas para conocerse más y examinar lo que más le importaba de una carrera laboral. Se dio cuenta lo importante que es para ella la diversidad – creció en el este de Los Ángeles y vivió por un tiempo en México, y el español es su primer idioma. Al cabo de tres semanas, encontró una nueva carrera en la cual su doble herencia no solo es aceptada, sino considerada como una ventaja – atendiendo a clientes que priorizan la inclusividad y el progreso.

“No voy a permitir que esta experiencia dañe mi carrera y me impida hacer algo realmente increíble … siento que las latinas tenemos un superpoder para dar media vuelta, sacudirnos y hacer lo que tenemos que hacer para completar la tarea”.

Vanessa Díaz, relaciones públicas y consultora de mercadeo
Vanessa creció en un pequeño pueblo cerca de la frontera entre California y México, pero ahora es una verdadera citadina que vive en Los Angeles. Dice que desarrolló su ética laboral desde temprano, ayudando en el restaurante mexicano de su tía, y luego cuando su mamá la ayudó a encontrar un trabajo temporal en una emisora de radio. Fue en la emisora donde se encontró con alguien a quien ella considera su mentora.

“La emisora de radio entera estaba respaldada por una organización latina, y la mujer que la dirigía en aquel momento era latina y había asistido a Columbia University. Así que para mí fue increíble ver a alguien que había alcanzado un nivel educativo tan alto. Ese tipo de experiencias, realmente me impulsaron para continuar mi educación”.

Y Vanessa ha combinado su educación y experiencia para crear propia consultoría de relaciones públicas y mercadeo, demostrando que las mujeres no solo tienen éxito en los negocios, sino que también sobresalen allí.

“Si una mujer tiene autoconfianza, es algo que hay que celebrar. Si está demostrando confianza y conocimiento, debemos extraer esa información y decir: ‘Tienes una gran idea, y quiero oírla.’ Permítannos un espacio en la mesa”.

Sandy Rubinstein, directora ejecutiva
Sandy dice que habiendo crecido en Miami, donde un gran porcentaje de la población es cubana o puertorriqueña, ser latina no era gran cosa. Pero después de la universidad, cuando se mudó a Nueva York, tener que explicar su herencia chilena a gente que nunca había oído de ese país sudamericano fue un shock cultural – pero una experiencia que ella transformó en una misión de educación personal.

“La gente se basa en señales visuales y da muchas cosas por sentadas. A veces la gente ni siquiera piensa que soy latina – creen que soy griega o mediterránea – y he encontrado personas hablando de mí en español sin darse cuenta que lo soy.”

“Pero es algo que me hace ser quien soy. Lo veo como una especie de desafío personal – siento que a todo el mundo se le dan cosas por una razón y a mí se me dio este regalo por una razón, y quiero asegurarme de que la gente entienda que hay mucho que ofrecer en la perspectiva de una mujer hispana”.

Esa perspectiva ayudó a que Sandy ascendiera al rango de directora ejecutiva, y como chica al mando, se asegura de que todos se sientan cómodos compartiendo sus ideas.

“Realmente se trata de inclusión a todos los niveles, y de ofrecer soluciones. … Es importante que todos comprendan que son iguales, sin importar el nivel que tengan o el trasfondo o la profundidad de conocimiento. … Todos tenemos igualdad de opinión y las ideas de todos deben tener un peso similar, y todos deben tener la oportunidad de compartir”.

Sandy cree firmemente que las latinas aportan una pasión especial y un impulso para el cambio. ¿Pero de dónde viene?

“Eso viene completamente de nuestras madres” dice, riéndose. “Tuvimos madres latinas luchadoras, y todas nos convertimos en hijas latinas luchadoras. … Nuestras madres nos criaron para ser luchadoras, para ir más lejos que ellas. Para construir más de lo que ellas pudieron. … Así es como fuimos criadas. Está arraigado en nuestras personalidades, y eso es lo que nos impulsa”.

Presentado por Pantene y Secret , las marcas que te ayudan a sentirte confiada cada día en el trabajo.

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.