Ayudando a una amiga a enfrentar el cáncer de mama

Ayudando a una amiga a enfrentar el cáncer de mama

Un diagnóstico de cáncer de mama cambia la vida radicalmente. Te contamos lo que puedes hacer para ayudar a una amiga que lo esté enfrentando.


Hace siete años, cuando Susie, mi amiga de la infancia, me dijo que padecía de cáncer de mama, mi primera reacción fue de incredulidad. Ella es la persona más saludable que conozco – en forma, hermosa y radiante.

Pero el cáncer de mama no hace distinciones. En Estados Unidos afecta a una de cada ocho mujeres, de todas las razas, grupos étnicos, procedencias culturales, formas y tamaños. Las latinas en particular estamos en mayor riesgo porque generalmente el cáncer se detecta en estados avanzados– el cáncer de mama es la causa número uno de muerte por cáncer entre hispanas.

Una vez que cedió mi incredulidad, mi segunda reacción fue entrar en acción. ¿Qué podía hacer para ayudarla?

Aprendí que la disposición de ayudar y de ofrecer alivio es algo magnífico, pero que aún más importante es escuchar, buscar cómo ayudar. Aunque no existe una formula precisa, sí hay muchas maneras de mostrar tu cariño y amistad. Estas son algunas ideas para darle a una amiga ese apoyo que tanto necesita:

Presta tu oído
A veces no hay palabras que puedan mejorar la situación – ella simplemente está teniendo un mal día, luchando con la fatiga o enfrentando los efectos del tratamiento. En esos momentos lo mejor que puedes hacer es limitarte a escuchar y a ser una buena compañera. Trata de contener el deseo de dar tu opinión, de resolver el problema o de decir palabras de aliento que pudieran parecer triviales.

Dale una mano
Si ella tiene niños o es la persona a cargo de sus abuelos o de otros adultos mayores en la familia, probablemente esté luchando para equilibrar su salud personal con esas responsabilidades que no puede ignorar. Ofrécete para hacer encargos, ir a hacer las compras de supermercado, llevar los niños a la escuela. Quizás ella también apreciaría que la acompañaras y le brindaras apoyo durante sus citas médicas o tratamientos de quimioterapia.

Mantener la casa limpia y en orden también se le volverán tareas más difíciles de manejar. Ofrécete para hacer la cena, llevar comida preparada o encargarla a domicilio – pero asegúrate siempre de llamar antes para coordinarlo. Recluta a otras amigas para formar un grupo de limpieza y lavandería, y ayudarla con esas tareas con la mayor frecuencia posible.

Entre amigas
Planifica una noche entre amigas, ya sea afuera o en casa, para darle una pequeña sensación de normalidad en medio de una vida devenida en caos. No es necesario que sea un plan elaborado – a veces Susie y yo nos quedábamos comiendo una pizza y conversando tranquilas. Y si se sentía bien, llamaba a sus mejores amigas para salir. Cuando hagan planes para reunirse, recuerda que la idea es ayudarla a relajarse, pasarla bien y distraer su mente del tratamiento por un rato.

Estas son algunas de las cosas que hice para ayudar a mi amiga. ¿Cuáles han sido tus experiencias ayudando a transitar un diagnóstico de cáncer de mama?




Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.