Se me hace agua la boca: cuatro postres latinos y sus orígenes

Se me hace agua la boca: cuatro postres latinos y sus orígenes

Prueba con uno de estos cuatro postres latinos para dar una sorpresa deliciosa que disfrutará toda la familia.


Puede ser que la comida alimente el alma, pero un postre lo cura todo...bueno, quién sabe. Estos postres—que te harán agua la boca—son conocidos alrededor del mundo, pero pocos conocen su origen y su historia.

Descubre un poco más sobre estos postres latinos favoritos.

1. El flan
Se cree que el flan vino originalmente de los romanos; sin embargo ha evolucionado un poco desde su mezcla inicial de huevos, leche y miel. En la edad media, se volvió más popular, especialmente durante el periodo anual de la Cuaresma.

Eventualmente llegó a Francia y España, donde añadieron su propio toque dulce con caramelo. Los españoles lo trajeron a las Américas y desde entonces se ha convertido en un postre popular en todo el mundo—con cada país inventando su propia variación.

Ingredientes:
1 taza de azúcar
1 lata de leche condensada (400g)
1 lata de leche evaporada (400g)
4 huevos
1 cucharadita de vainilla

Instrucciones:
1. Coloca el azúcar en una olla mediana. Cocina a fuego medio hasta que el azúcar se derrita y tome un color ámbar oscuro.

2. Con cuidado, vierte el caramelo en un molde para hornear. Mueve el molde para que el caramelo se extienda por toda su superficie.

3. Mezcla la leche condensada, la leche evaporada, huevos y vainilla en la licuadora.

4. Vierte esta mezcla en el molde.

5. Cubre el molde con papel aluminio. Colócalo dentro de un molde para hornear más grande. Llena la mitad del molde grande con agua caliente. Cocínalo en un horno (precalentado) a 350 F durante aproximadamente 1 hora y media, o hasta que notes que el centro del flan se haya cuajado.

6. Retira el flan del horno y quita el papel aluminio. Déjalo enfriar a temperatura ambiente. Luego, colócalo en el refrigerador durante toda la noche.

7. Para desmoldar coloca un plato invertido sobre el molde. Con cuidado, dale vuelta al molde y el flan quedará en el plato, listo para servir.

2. Churros



Aunque nadie sabe por cierto de dónde proviene el churro, existen algunas teorías.

Algunas piensan que procede del “youtiao” de la antigua China y que fue introducido por los portugueses. La versión china consistía en pan salado y frito que se comía en el desayuno, pero los portugueses le agregaron azúcar, que con el tiempo se convirtió en la deliciosa golosina que conocemos y amamos.

Según otra teoría los pastores españoles fácilmente podían freír esta masa en sus fogatas de campo, volviéndose así un alimento básico para su dieta. En cualquier caso lo que hoy tenemos es un delicioso regalo.

Ingredientes:
1 taza de agua
1 taza de harina
1 pizca de sal
1 cucharada de mantequilla
aceite de oliva extra virgen
½ taza de azúcar

Instrucciones:
1. En una cazuela pon a calentar el agua; añádele la mantequilla y una pizca de sal. Cuando hierva agrega la harina, sin dejar de remover con una cuchara de madera hasta que se desprenda del recipiente. Si la masa queda muy dura, puedes añadirle un poco más de agua. Deja reposar la masa hasta que esté a temperatura ambiente.

2. Coloca la masa en la churrera para formar los churros. Si no tienes una churrera, puedes usar una manga pastelera con boquilla estriada.

3. Fríe los churros en aceite bien caliente. Ten cuidado de que no se peguen.

4. Escúrrelos sobre un plato con papel absorbente de cocina y espolvoréalos con azúcar.

5. Sírvelos calientes con chocolate o dulce de leche.

3. Alfajores



El alfajor moderno es tan variado como los países que lo han adoptado. Aunque hay un poco de misterio en cuanto a su origen, había una golosina árabe del el siglo 8 que empezó a aparecer en los libros de cocina española durante el siglo 11.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

En la España de hoy los alfajores se hacen con harina, miel y almendras y tienen una forma más cilíndrica que de galleta. Las versiones suramericanas típicamente son dos galletas con relleno en el medio; en el Caribe a menudo se usa casabe.

Ingredientes:
1 taza de mantequilla
½ taza de azúcar
Esencia de vainilla
Cáscara de 1 limón, rayado.
1 1/3 tazas de maicena (almidón de maíz)
½ taza de harina
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
2 cucharaditas de polvo de hornear
4 yemas de huevo

Consejo: Para lograr alfajores más duros, aumenta la cantidad de azúcar y réstale la cantidad de maicena, proporcionalmente.

Instrucciones:

1. Mezcla todos los ingredientes, estira la masa.

2. Corta la masa en círculos con un molde redondo pequeño.

3. Hornéalos a 350 F por unos 15 minutos. Mientras más grandes se corten los círculos, más baja debe ser la temperatura del horno y debe hornearse por más tiempo. Hornear hasta que estén firmes pero no dorados.

4. Deja que se enfríen por completo antes de rellenarlos.

5. Une dos galletas usando dulce de leche como relleno. Puedes darle un detalle decorativo a los bordes con coco rallado y azúcar impalpable

4. Postre de tres leches



El origen del “postre tres leches” es disputado pero la idea probablemente viene de la Europa medieval. Recetas de pasteles remojados empezaron a aparecer en México en el siglo 19, posiblemente por influencia transcultural.

Ingredientes:
1 1/2 tazas de harina
1 cucharadita de polvo de hornear
1/2 taza de mantequilla sin sal
1 taza de azúcar blanca
5 huevos
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
2 tazas de leche entera
1 lata de leche condensada (endulzada)
1 lata de leche evaporada
1 1/2 tazas de crema para batir
Cubierta:
1 taza de azúcar blanca
1 cucharadita de extracto de vainilla

Instrucciones:

1. Prepara un molde de horno de 9”x13”. Engrasa y espolvoréalo con harina

2. Tamiza y mezcla la harina y el polvo de hornear. Dejar aparte

3. Bate la mantequilla y el azúcar hasta que quede esponjoso. Agrega los huevos y ½ cucharadita de vainilla y batir bien.

4. Lentamente agrega la mezcla de harina a la de mantequilla, mezclando hasta que quede bien uniforme.

5. Cocínalo en el horno (precalentado) a 350 F por 30 minutos. Con un tenedor hazle algunos huequitos al pastel.

6. Combina la leche entera, la leche condensada y la evaporada. Viértelo sobre el pastel, cuando se haya enfriado

7. Bate la crema con la (otra) taza de azúcar y la cucharadita de vainilla hasta que quede firme. Úntalo sobre el pastel.

8. Enfríalo y disfruta de comerlo frío.

Consejo experto: Hornear puede dejar tu cocina hecha un caos. Combate la mugre en todas las superficies con Bounty with Dawn.

¿Cuál de estos postres latinos es tu favorito? Dinos abajo en los comentarios.

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.