Receta para preparar dulce de leche, abuelita style

Receta para preparar dulce de leche, abuelita style

Lúcete con este delicioso postre que es para chuparse los dedos.


Por : Enriqueta L.

El dulce de leche (o dulce de leche cortada, como también se le conoce) tiene su origen en las cocinas de nuestras abuelas, quienes tenían a su cargo el presupuesto familiar y lo estiraban al máximo. Y cuando se les cortaba la leche, en lugar de tirarla, la aprovechaban y hacían dulce de leche.

El dulce de leche cortada sigue siendo muy popular, no sólo porque es una receta que ha pasado de boca en boca desde nuestras tatarabuelas hasta nosotras, sino porque es muy fácil de hacer y es una auténtica delicia.

Hay quien le pone canela, clavos y vainilla, y quien deja que se formen grumos gruesos y que el almíbar se dore. Otros lo prefieren con grumos finos y con bastante almíbar. La verdad es que entre gustos y colores, no han escrito los autores.

La que sigue es la receta de dulce de leche cortada con limón, tal como la hacía mi abuela materna. Le quedaba tan rico que tenía que ponerlo sobre el refrigerador, donde sus nietos pequeños no alcanzáramos, para evitar que nos quemáramos. Ya cuando estaba listo, lo servía en dulceras de vidrio individuales. En mi casa yo lo hago y lo refrigero porque me gusta servirlo frío.

Dulce de leche cortada
Rinde para 6-8 porciones

Ingredientes:
1 litro de leche (entera o descremada)
1 ½ tazas de azúcar
El jugo de dos o tres limas (1/4 de taza)
La cáscara de 2 limas (sin rallar)
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 palito de canela

Preparación:

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia
  1. En una olla coloca la leche y el azúcar y revuelve para que el azúcar se disuelva.
  2. Agrega el jugo de lima, la cáscara de lima, la vainilla y la canela y coloca a fuego medio hasta que hierva.
  3. Una vez que rompa el hervor, baja el fuego y cocina a fuego lento, revolviendo suavemente con cuchara de madera, en dirección de las manecillas del reloj, para evitar que se pegue de la olla.
  4. Cocina hasta que tenga la consistencia deseada.
  5. Retira del fuego y deja enfriar completamente. Desecha la cáscara de la lima y el palito de canela.
  6. Coloca en una dulcera de vidrio o porcelana, o en dulceras individuales y refrigera por lo menos media hora antes de servir.

De los postres que hacía tu abuelita, ¿cuál es tu favorito?

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.