4 errores en una mudanza que salen caros

4 errores en una mudanza que salen caros

Evita estos errores en la mudanza que te pueden costar muchísimo.


Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Por: Alicia C.

En una mudanza, no sólo llevamos objetos sino también recuerdos y cosas importantes que forman parte de nuestra identidad y herencia familiar. Durante mis primeros años en este país, parecía una gitana mudándome cada año. No era fácil y tampoco barato.

Mientras logré asentarme en una ciudad y encontrar una zona que me gustara para establecer a mi familia, perdí bastante dinero en cosas que no sabía. Para que no te pase lo mismo, aquí te comparto algunos de los errores capitales que debes evitar si no quieres que tu próxima mudanza te salga más cara de lo que debe ser:

1. Empacar las cosas desordenadamente y sin limpiarlas. Tu tiempo vale oro y mientras más ordenadas estén tus cosas antes y durante la mudanza, más fácil será para ti y tu familia hacer la transición a un nuevo hogar. Guardar tus cosas limpiecitas y de manera ordenada en cajas, te va a ahorrar tiempo y dinero. Además, la buena organización evitará que tus pertenencias se estropeen. Ahora bien, para facilitarte la labor de limpiar objetos como los electrónicos, ten a mano los Swiffer Dusters que te ayudarán a eliminar el polvo que tanto se acumula en los mismos. Al guardar ropa de cama, toallas y almohadas, coloca unas cuantas hojitas secas y aromatizantes como las Downy Clean Breeze Sheets en las cajas. Será una manera de protegerlas de la humedad y las mantendrá oliendo bien. Si las cajas están ordenadas y bien identificadas, encontrarás todo más fácil. En mi última mudanza, yo terminé con dos abrelatas y hasta dos cafeteras, porque me tocó salir a comprar cosas esenciales que seguían escondidas en alguna caja sin desempacar.

2. Calcular mal lo que tienes. Las latinas tenemos la costumbre de subestimar las cantidades. Ya sea que pienses alquilar un camión y trasladar las cosas de una casa a otra con ayuda de amigos, o planees contratar una compañía de mudanzas, ayuda mucho saber exactamente qué vas a llevar y cuánto espacio ocupa. Una vez subestimé la cantidad de cajas que iba a llevar, y la empresa de mudanzas me cobró el doble por tener que enviar un segundo camión aunque sólo usé una cuarta parte del espacio de carga. Otra, me tocó hacer 4 viajes entre apartamento y apartamento, por haber alquilado un camión demasiado chico. Considera enumerar las cajas según las vayas empacando y haciendo una lista aparte de qué hay en cada una. Al terminar de empacar sabrás exactamente cuántas cajas estarás mudando, lo que hará el estimado del costo de la mudanza mucho más acertado.

3. Lo barato sale caro. Cuando me mudé de Miami a Washington D.C. contraté a la empresa que me cobraba el precio más bajo. La decisión la tomé basada sólo en el precio, sin tener en consideración que un estimado bajo bien puede costarte más de lo que piensas. Yo no sabía sobre la ventaja de consultar con el Better Business Bureau para verificar si la compañía a la que le estaba encomendando mis cosas tenía buena reputación y cumpliría con lo que se había acordado en el contrato. Mi mudanza en esa ocasión se tardó tres semanas más de lo previsto y tuve que poner en la basura un tercio de ellas porque las habían entregado rotas. La idea entonces no es precisamente contratar la compañía más cara, sino la que mejor reputación tenga que también ofrezca un buen precio.

4. Lleva contigo tus objetos más preciados. Por más cómodo que sea poner en las cajas los libros que más te gustan, tus joyas, objetos frágiles con significado sentimental, las fotos de tus abuelitos cuando eran jóvenes y la primera ropita de tu bebé ¡no lo hagas! Todo aquello que es imposible reemplazar, llévalo contigo; a menos que sea una cómoda o una mesa pesadísima que lleva generaciones en tu familia. Perder algo irremplazable y de valor sentimental no tiene precio.

Claro que una mudanza implica mucho trabajo previo y otro tanto más, después cuando empieces a desempacarlo todo. Ojalá que mis experiencias te ayuden a ahorrarte dolores de cabeza organizándolo todo, y tanto dinero como sea posible planificándola bien.

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.

En Buena hora. Me encuentro en exactamente esa posicion. Me voy desde Washington D.C. a Texas. Muchas gracias

  • ENVIAR