Cómo ahorrar para la comida

Cómo ahorrar para la comida

“El que guarda siempre tiene”, decía mi abuelita. Con estos secretos aprenderás a ahorrar para la comida de la familia.


5 Tips para ahorrar en la comida de la familia

Si hay algo que recuerdo de mi abuela era la gran capacidad que tenía para hacer rendir su presupuesto en la cocina. Ella era muy cuidadosa con el dinero, y recuerdo que cocinaba de forma abundante, hacía una lista detallada antes de ir de compras, y preparaba recetas que parecían sacadas de un libro de cocina internacional.

Nunca es tarde para comenzar a ahorrar, en especial si tienes una compra pendiente, un viaje por hacer, o porque quieres disminuir tus gastos. Mi abuelita decía: “el que guarda siempre tiene”.

Aquí algunos tips para sacarle mayor provecho a tu dinero a la hora de comer.

1. Cultiva tus alimentos . Si tienes un jardín, no importa el tamaño, tienes la oportunidad de cultivar tus propios alimentos. Incluso si vives en un apartamento con balcón, como yo que vivo en pleno New York, puedes comenzar a cultivar.

Los tomates, por ejemplo, puedes sembrarlos en un tiesto (maceta) en el balcón, al igual que la lechuga, la espinaca, los pimientos o el perejil. Yo lo he hecho y me encanta. Esto te permitirá ahorrar dinero en el supermercado y, de paso, tener alimentos de primera calidad.

2. Compra más granos y pasta integrales. Las lentejas, los garbanzos, los fríjoles, las judías y la pasta integral son alternativas muy económicas y nutritivas.
Con los granos también puedes preparar varios tipos de sopas a las que puedes agregarles papas. La pasta puedes hacerla con atún de lata, con cualquier salsa, o con un poco de queso, mantequilla y leche.

3. Analiza a fondo tu estilo de vida. Si eres de las que vive muy ocupada y no te queda mucho tiempo para cocinar, lo mejor es que compres comida congelada. En lugar de comprar frutas y verduras frescas, prefiere las que vienen congeladas porque te van a durar más tiempo. Así evitarás que la comida se te dañe y termines botándola, al igual que tu dinero.

4. Huye de los supermercados cuando tengas hambre. Cuando tienes hambre, todo va a lucir muy provocativo, por lo cual vas a terminar gastando más de lo que tenías planeado y terminas comiendo lo que no debes.

5. Trata de ir sola al supermercado. Cuando vas de compras con tus pequeños o con tu pareja, corres el riesgo de comprar lo que no tienes en tu lista.

¿Cuántas veces has terminado comprando cosas por “capricho” de los demás? Los niños se aferran a cosas que ven porque les llamó la atención y para complacerlos terminas comprándolas y saliéndote de tu presupuesto.

¿Qué trucos tienes tú para ayudarte a gastar menos a la hora de comprar los alimentos de tu familia?

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.