Tomando decisiones financieras inteligentes en el nuevo año

Tomando decisiones financieras inteligentes en el nuevo año

Puedes empezar a ahorrar ahora, con metas financieras para tus 20s, 30s, 40s y 50s.


Por Julissa Treviño

Por lo general, en la comunidad latina hay una falta de información financiera precisa, dice la coach financiera Merlin Salamanca. En gran parte tiene que ver con el hecho de que hablar de dinero sigue siendo tabú, pero esa no es la única barrera cultural que puede impedir que las latinas ahorremos y cuidemos el presupuesto. Ella dice que “a veces por decisión propia – pero a veces como obligación cultural con nuestras familias – las latinas a menudo sentimos la necesidad de proveer para los demás antes que para nosotras mismas”.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Mientras le damos la bienvenida al nuevo año, estamos aquí para ayudarte a alcanzar tus metas financieras a cualquier edad, ya sea que estés ahorrando para la universidad, preparándote para tu retiro o en algún punto intermedio. Sigue leyendo para obtener nuestros consejos de planificación financiera a largo plazo, y asegúrate de descargar nuestra práctica infografía para empezar hoy a marcar una diferencia en tu presupuesto.

Si estás en tus 20s

Consolida tus préstamos educativos. Consolidar tu deuda educativa te permite hacer un solo pago manejable cada mes, lo cual simplifica y reduce tus gastos mensuales. Puedes encontrar mucha información y consejos sobre consolidación en internet. Ten en cuenta que puedes consolidar tus préstamos federales gratis a través del Departamento de Educación.

Haz un presupuesto que funcione para ti. Suma el monto que necesitas por mes para pagar tus cuentas y préstamos educativos. Luego calcula cuánto puedes ahorrar y cuánto dinero te queda para entretenimiento y salidas. Considera la opción de usar una aplicación para presupuestos (hay varias excelentes opciones en línea), que te puede ayudar a ahorrar dinero, a presupuestar para gastos futuros y a evitar sobregiros.

Inicia un plan simple de ahorro. Aun si no tienes mucho dinero para ahorrar, empieza con poco. Abre una cuenta de ahorro que te permita depositar un poco de cada sueldo - ¡hasta $20 cada dos semanas se acumula con el tiempo! Planificar con anticipación para gastos de emergencia puede ayudarte a no endeudarte más adelante. “Hay una cantidad de deuda desafortunadamente significativa entre las comunidades de color”, dice Salamanca. “A menudo esto no es por comprar artículos de lujo, sino por emergencias familiares y gastos educativos”.

Una pequeña cuenta de ahorro puede impulsar un gran logro, como comprar tu primera casa o hasta casarte. Ya que las bodas suelen ser un evento financiado por la familia, “saber de antemano con cuánto presupuesto cuenta la familia u otras personas puede resultar en una celebración libre de estrés”, dice Salamanca.

Si estás en tus 30s

Ahorra un poco cada mes para grandes compras. Si sabes que quieres hacer un viaje familiar o que el próximo año necesitarás un auto nuevo, ahorra durante todo el año para que el gasto sea manejable. Este es uno de los cuatro grandes principios de You Need A Budget, una aplicación de presupuestación en línea por suscripción, que ayudó a la escritora y editora independiente Irina González a cambiar de enfoque para sus grandes compras. Dice: “[Mi novio y yo] hicimos el cálculo de cuánto cuesta nuestro seguro de auto, los viajes que queremos hacer, cuánto serían las facturas veterinarias y las grandes compras que sabemos que van a venir, pero para las que nunca ahorramos. Luego dividimos lo que necesitábamos ahorrar cada mes para no atrasarnos en nuestras cuentas”.

Sé inteligente con tus compras diarias. Salamanca dice que “la comida es un área importante del día a día donde las latinas pueden encontrar ahorros importantes.” Ahorra dinero comprando solamente los alimentos que tú y tu familia comerán, aun si implica ir al supermercado varias veces por semana, y planea las comidas por anticipado para ahorrar tiempo y dinero.

Además, piensa en gastar más por anticipado en artículos para el hogar. Las toallas de papel de una sola hoja de marca genérica pueden parecer una buena idea, pero lo más probable es que termines usándolas más rápidamente. En cambio, opta por marcas como Charmin, Bounty y Tide que son un poco más caras, pero durarán más tiempo. En este caso, es verdad que “¡lo barato sale caro!”.

Y no le tengas miedo a los cupones, añade Salamanca. Dice: “En mi comunidad latina, a veces he escuchado a personas escandalizarse ante la idea de usar cupones, pero no es vergonzoso ahorrar dinero”. Una aplicación para cupones, como FLIPP, facilita la búsqueda de cupones por artículo, marca o categoría.

Contribuye a una cuenta 401(k). Salamanca sugiere que, para tener un ingreso decente al retirarte, conviene contribuir del 15 al 20 por ciento de tu ingreso bruto a una cuenta de jubilación. Muchos lugares de trabajo ofrecen cuentas de ahorros para jubilación, como una cuenta 401 (k) o una 403 (b), una cuenta similar que se ofrece si trabajas para una organización sin fines de lucro. Puedes simplificarlo haciendo arreglos para que esos ahorros sean tomados automáticamente de tu cheque de sueldo.

Planea para cuidado familiar futuro. El cuidado de los ancianos a menudo recae sobre las latinas. Por eso Salamanca sugiere tener una conversación con los seres queridos sobre cuándo planean jubilarse y cómo piensan llegar a esa etapa. Dice: “Es muy difícil pensar en el momento cuando no estaremos trabajando, a menudo sintiendo que ya no tenemos un propósito o que no podremos sostener a nuestras familias. Sin embargo, nuestros cuerpos no pueden trabajar para siempre”.

Si estás en tus 40s

Esfuérzate por salir de las deudas. Los gastos de tener casa propia y de criar hijos se van acumulando, y por mucho que hayas tratado de evitar deudas, es probable que tengas un saldo en tu tarjeta de crédito u otro tipo de deuda. Este es el momento para empezar a pensar seriamente en pagarlo. Puede ser de ayuda reunirte con un planificador financiero, pero lo más importante es reducir tus gastos y aumentar los pagos de la hipoteca de tu casa o de tus tarjetas de crédito.

Comienza un fondo para la universidad de tus hijos o nietos. Dice Salamanca: "Con más y más latinas ingresando a la universidad cada año y con el costo de una educación universitaria disparándose, a menudo las familias ven difícil pagar estos gastos". Si tu familia está considerando el costo de una educación universitaria, podría beneficiarles contribuir a un plan 529, que es un plan de ahorros con ventajas fiscales para gastos universitarios.

"Esto no significa crear una cultura de mantenidos" dice Salamanca. Pero asegurarte de que las necesidades de tu familia sean cubiertas y que estén tomando decisiones financieras y de vida inteligentes puede ponerle fin al ciclo de vivir de sueldo en sueldo.

Si estás en tus 50s

Empieza a pensar en cómo vivirás cuando te retires. Por lo general, cuanto más tarde tomes los beneficios del Seguro Social, mejor. Aunque técnicamente puedes retirarte temprano – a los 62 años – al hacerlo sólo recibirás el 70 por ciento del beneficio mensual. Así que te beneficiará más esperar hasta alcanzar la edad plena de jubilación, que ahora es a los 67 años.

Considera cómo vivirás después de retirarte y establece un presupuesto según tus ingresos fijos. Así sugiere CNNMoney. Vivir con este ingreso fijo esperado aun antes de la jubilación puede ser una buena manera de prepararte y de ahorrar un poco más.

Cambia la cultura en torno al dinero. Las latinas a menudo somos el centro financiero de nuestra comunidad, y muchas veces asumimos gran parte de la responsabilidad en torno al dinero en nuestros hogares. “Las latinas pueden empoderarse a sí mismas logrando su independencia financiera, para luego fortalecer su comunidad trayendo esos principios a sus familias”, dice Salamanca. "Sin estas conversaciones, no podemos saber si los miembros de nuestra familia tienen sus necesidades cubiertas o si serán cuidados en el futuro".

Julissa Treviño es una escritora y periodista independiente con base en Texas. Su trabajo ha sido publicado en BBC Future, Racked, Columbia Journalism Review y The Dallas Morning News. Puedes seguirla en @julissatrevino

Gestionar tus finanzas y lograr estabilidad financiera implica muchos factores. P&G everyday no se hace responsable por la pérdida de fondos o por dificultades financieras que puedan resultar de seguir los consejos mencionados en este artículo.

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.