5 consejos de mi abuelita sobre cómo organizar una fiesta de fin de año

5 consejos de mi abuelita sobre cómo organizar una fiesta de fin de año

Erika Batista comparte lo que aprendió de su abuela sobre organizar una reunión familiar memorable.


Por Erika Batista

Mis recuerdos más tempranos de las fiestas de fin de año están arraigados en Ecuador, donde crecí. En una cálida noche de diciembre, llegaban mis primos a la casa de mi abuelita. Era inevitable la locura que acompañaba su llegada – es que mi abuela tuvo diez hijos, así que ¡imagínate la cantidad de primos y primas que tengo! Lo que yo más admiraba de mi abuelita era cómo mantenía la calma sin importar lo estresante que fuera el fin de año. De alguna manera, ya fuera que estuviera entreteniendo a veinte personas –o a cuarenta– ella lograba que cada persona se sintiera bienvenida en su casa. Aprendí de ella que las fiestas de fin de año tienen que ver con familia y con pasar ricos momentos con nuestros seres queridos.

Ahora que soy la anfitriona de muchas de las celebraciones de fin de año de mi familia, quiero crear recuerdos como aquellos, y me tomo muy a pecho lo que aprendí de mi abuela. Si estás organizando la fiesta familiar de este fin de año, he reunido algunos consejos acerca de cómo lograr una celebración llena de diversión y risas, y mantenerte luciendo fabulosa – así como me enseño mi abuelita.

Aparta suficiente tiempo para alistarte
Mi abuelita siempre me dijo lo importante que es verse reluciente y bien presentada –no desordenada o apurada– para las reuniones familiares. Tomo a pecho sus palabras y calculo cuánto tiempo me llevará darme un baño, peinarme, maquillarme y vestirme –y a eso le agrego una media hora más, solamente para estar segura. ¿Quién no quiere lucir su mejor versión cuando es anfitriona de una fiesta de fin de año? Así que, ¡Mujer! ¡ponte un poco de lápiz labial rojo, levántate el cabello y ve a ser la mejor anfitriona que puedas ser!

Que los niños te ayuden
Me encantan las fiestas de fin de año porque la casa está llena de niños. Aprovecha su energía y su entusiasmo pidiéndoles que te ayuden. A los que son lo suficientemente grandes pídeles ayuda para poner la mesa, barrer el piso o llenar el lavaplatos luego de la cena. Los niños disfrutarán de tener algo que hacer, y tú recibirás una muy valiosa ayuda con las tareas de anfitriona.

Empieza a cocinar temprano
¿No es precioso cómo la comida reúne a la familia, toda reunida alrededor de una gran mesa, para las fiestas de fin de año? Si tu familia es como la mía, la comida es solamente una de las tantas maneras de expresarnos amor y de celebrar nuestra cultura. Una lección que aprendí de mi abuelita es empezar a cocinar en la mañana. De esa manera, para cuando lleguen los invitados y comienza toda la locura, puedes simplemente poner las bandejas en el horno para que todo esté bien caliente a la hora de comer.

Disfruta cada momento
Ser la anfitriona de una cena de fin de año puede ser muy estresante, pero es importante abrazar los momentos que pasamos juntos – aún los que son caóticos. Cada año, cuando mi mamá y yo nos sentamos a planear la reunión de fin de año, ella me dice: “ Erika, no te estreses. Recuerda disfrutar de las fiestas ya que pasan muy rápido. Hazlo por los niños .” Como bien sabes, las mamás siempre tienen razón. Estos momentos pasan muy rápido. Los niños crecen en muy poco tiempo, así que aprecia el ruido y recuerda absorber toda la diversión y las festividades que están ocurriendo alrededor tuyo.

Auspiciado por Swiffer, Bounty y Cascade, que te ayudan a ahorrar tiempo en la cocina y por toda la casa. (No te preocupes, tu abuela no tiene porqué saber sobre tus trucos para limpiar y cocinar)

¿Cuáles son algunas de tus memorias más preciosas de las fiestas de fin de año? ¿Qué consejos para los preparativos aprendiste de tu mamá y de tu abuelita? Comparte tus historias abajo.

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.

Me gustaría ser anfitriona y poder celebrar esos recuerdos bellos

  • ENVIAR