5 claves para limpiar tu parrilla ¡en un dos por tres!

5 claves para limpiar tu parrilla ¡en un dos por tres!

Tips infalibles para que tu parrillera quede reluciente tras una divertida BBQ en familia.


Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Autor: Alicia C.

Estoy casada con un argentino, así que te imaginarás que no hay reunión, grande o pequeña, en mi casa que no implique usar el BBQ y asar todo tipo de carnes y chorizos. Afortunadamente, también hacemos verduras y hasta frutas. A todo el mundo le encanta y recreamos con facilidad el ambiente de las fiestas de nuestros países.

Durante varios años, siempre hice lo posible para evitar las parrillas. No creas, me encantan. El problema era el tener que limpiarlas después, cuando la grasa de la comida se le había pegado al metal. Afortunadamente, los problemas se acabaron cuando descubrí estas técnicas infalibles:

1. Calienta bien la parrilla antes de empezar a cocinar. Calentar el BBQ a la máxima temperatura hará que se despegue cualquier resto de comida que haya quedado de la sesión anterior. Esto es importante no sólo porque elimina cualquier peligro de contaminación de bacterias, si no porque te quita la posibilidad de que salga de tu parrilla ese olor horrible de la comida quemada.

2. Usa bandejas metálicas. Valdrá la pena que inviertas los pocos dólares que cuestan las bandejas metálicas que venden para asar alimentos en el BBQ. Si prefieres, usa papel de aluminio para que los alimentos no se peguen y la limpieza también sea mucho más fácil. 

3. Compra un cepillo de cerdas metálicas. Tenlo al lado de la parrilla y, de vez en cuando pásalo por las rejillas, incluso cuando estén cocinando. Como tanto el metal como los restos de alimentos están calientes, se desprenderán con facilidad. 

4. Échale arena. En cuanto termines de asar, espolvoréale arena a la parrilla (cuidado si es de gas -no vayas a obstruir algo). La grasa que quedó acumulada se pegará a la arena y la podrás desprender con facilidad. 

5. Agua caliente y jabón contra la grasa. Para terminar, dale una pasada a todas las superficies con agua caliente y jabón lavaplatos Dawn, que le cortará cualquier resto de grasa. Termina secándola con toallas de papel Bounty.

¡Ya está

Confirma tu información personal.

Para finalizar tu solicitud, por favor completa la información solicitada abajo.